Hoy es un día muy especial! Es el día de madre! Y para mi, obviamente, la mía es genial! Muchas de vosotras ya la conocéis! Es Yolanda el corazón de «El Mussol merceria» toda una valiente emprendedora que me ha enseñado mucho en la vida y todavía me tiene que enseñar muchas cosas más!!

Yo la conozco muy bien y quiero que conozcáis un poquito más sobre ella en nuestro ámbito! En el ámbito de este blog, que es: La costura! Vamos allá!!

Como y cuando te encontraste con el patchwork?

Cuando lo encontré no tenía este nombre, me dedicaba a coser bolsos y pantalones a mis muñecas con los retales que les sobraban a mis hermanas de hacer trajes para hombres. Seguí cosiendo toda mi vida, crecí rodeada de costureras, mis hermans y mi madre, así que tuve buenas maestras.

Años más tarde empece a asistir a clases de patchwork.

 

Porque decidiste emprender y montar tu propia tienda?

Estar rodeada de un mini mundo, rodeada de todo lo que me gusta, hacer un trabajo de una pasión, coser, tejer, arreglar, aconsejar, tocar telas, mirarlas desde lejos y disfrutar! Hablar con las clientas que les gustan las mismas cosas. Es un mundo diferente, yo me siento «El Mussol». Disfruto desde el primer minuto, cada clienta es un gusto diferente y me gusta participar en ello.

Y que te ha llevado a dar un paso más y lanzarte también con una tienda online?

Todo cambia, hay gente que le gusta este mundo y por trabajo o ubicación no tienen tiempo de ir de compras. Yo intento ponerle las cosas más fáciles para que disfruten de lo que les gusta.

También te gustan otras labores?

Me gusta el ganchillo

Te identificas con algún estilo en concreto?

No, en concreto con ninguno. Me gusta todo, yo miro la tela y pienso » esto es…» y lo realizo! Igual, depende de la tela, del día o de como este inspirada me salen proyectos más country o más modernos,…

Como es tu día a día en la tienda?

Disfrutar, conversar y aconsejar.

Doy clases por las mañanas a grupos reducidos, pero tienen la libertad de venir al Mussol  con cualquier duda que tengan, nos sentamos, hablamos y lo solucionamos. Estar aquí es una gozada para mi, me encanta atender a las señoras y chicas que vienen y habar con ellas de lo que hacen. Me gusta saber para que es ese trocito de puntilla que compran, esos botones donde van a ir…Ayudarlas si se quedan atascadas en algún proyecto que se han lanzado hacer a través de internet…  El día a día en la tienda es maravilloso.

Como animarías a alguien a iniciarse al patchwork y a visitar tu tienda?

Conozco a una persona que era totalmente escéptica a ponerse ha hacer labores.

Le regalé un cojín de log cabin muy mullidito y de colores muy lindos, le encantó.

Desde aquel día, hace más de 5 años, no falta a sus clases de patch.

Y para que visiten mi tienda solo les diría que si quieren encontrar un rincón donde encontrar de todo y una mesa para charlar un rato que prueben a venir un solo día…volverán! 🙂

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Bonito post!! Se lo merece! Es una persona super apasionada con su trabajo y además buena persona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies